Italiano      English  
      
Tercer Capítulo:

Los primeros pasos de Topo Gigio.

La realidad se me enfrentó al mismo de yo nacer (el mundo del espectáculo) hicimos un espectáculo muy difícil, y entretener a los espectadores era mi deber. Con la voz de Doménico Modugno en el fondo, pero puesta en modo rápido.  Maria y Federico me manejaban. Tuve que hacer muchos ensayos, se demandaba una sincronización perfecta y un movimiento de ballet haciéndolo mas difícil con ritmo, lo más importante era que tenía que ser creativo y entretenido. Aunque yo estaba muy cansado, se me olvido’ mi cansancio al escuchar los grandes aplausos de los espectadores.

En mi cabeza estaba seguro que con los aplausos mi carrera estaba en marcha sin obstáculos. Pensaba de dar vueltas por siempre a todos los teatros usando no más con la canción “La Sveglietta” (“Mi pequeño reloj”). No fue así por nada. Maria me sacó del mercado hasta que estuviera perfecto, una marioneta excepcional y original. En primer lugar de concentrarme en el “movimiento”.

El nuevo sistema consistía en tener unos palitos atados a los talones de mis pies, pero se encontró complicado, después de revisar y pensar, finalmente Maria un día halló la solución. Con una exclamación dijo: “Mezclar la técnicas, esto es lo que se necesita hacer”. Preguntándose: “Que es lo que me divierte de las marionetas?”.

“Son los movimientos, cómicos, rápidos y cordiales estos movimientos se proponen con los medios de inserir la mano y el brazo en el guante, estas son las calidades que busco en las marionetas, sus semejanzas a la realidad de las creaturas vivas, y por demás la gracia… mientras tanto…” me montó y desmontó mil veces. Me sacó dentro afuera, me despojó de mis chores y me puso unos pantalones largos, me escarbó la espalda y entró en mis piernas. Con los dedos de Maria ya tenía mi movida, pero solo ella se atrevía. Los otros miembros del equipo estaban en contras de la innovación de la técnica, pensaban que era difícil e inútil.

Eran contrarios a aceptar la novedades (así como fue cuando Maria y Federico usaron una toga negra de abogado, encima de un fondo también negro que ellos consiguieron de la sastrería de la RAI (Televisión Nacional de Italia), en vez de lo usual que era una un pantalón y suéter negro. RAI al ver que el resultado fue’ un éxito, les se encantó y quiso apropiarse del sistema como su proprio.

Ni Maria ni yo estábamos preocupados por esto, cada día mas nuestra bella relación se evolucionaba (Fotos de Gigio). Me cogió con gran amor y me susurró: “Querido Gigio no puedes seguir siendo mudo” por lo mismo acacho a Peppino Mazzullo lo conocía y lo respetaba mucho, en ese tiempo el hacia la voz de un conejito, un animalito marioneta que Maria manejaba.

Ese conejo, hacia el protagonista por más de un ano en un programa de la televisión de la tarde de los niños, y interpretaba queridas historias que trataban de los animalitos de los bosques. Peppino de verdad no estaba muy feliz de cambiar el conejito (porque lo quería) para un ratoncito con una voz muy peculiar, semejante a la voz rápidamente avanzada de Domenico Modugno.

Maria, quería convencer a Peppino en todos modos, usando sus dedos les dio a Topo Gigio destreza, haciéndole volteretas y mil lindas zalamerías, al fin Mazzullo cedi y dijo “Sí”.

Al fin, el equipo estaba preparado, pero RAI no tenia de verdad ganas de producir una serie junto a Topo Gigio, considerándolo un personaje aún muy costoso y dificultoso para manejar, entonces lo usó solo de vez en cuando, en algún programa de la noche. Recuerdo Guglielmo Zucconi (padre del grande periodista Vittorio Zucconi, que vivió por muchos años en EEUU y escribiendo desde allá), también  periodista pasaba su tiempo en los estudios de los Peregos, un taller donde se cruzaban los grande ídolos culturales y del periodismo. Guilliermo se enamoró de esta innovación llamada Topo Gigio nueva en el campo de las marionetas, me invitó a ser entrevistada en su programa de la noche.

Cuarto Capitulo: Topo Gigio tiene mucho éxito. En Italia desafortunadamente no hay verdadero trabajo para su talento, se marcha para el extranjero, donde es bienvenido con mucho éxito. Finalmente aterriza en el fascinante mundo del espectáculo Americano, y de preciso en el “Ed Sullivan Show” >>